El reconocido enólogo de la vinícola Concha y Toro, Héctor Urzúa tiene a su cargo un nuevo e interesante proyecto de la vinícola chilena llamado: Diablo. Este nuevo proyecto es totalmente innovador y seductor que hace gala de algunos de los poderes ocultos de Lucifer

 

Diablo es un vino envejecido durante 6 meses, 6 semanas y 6 días… 666…

 

Héctor estudió Agronomía con mención en Enología y Fruticultura en la Universidad de Chile. Ya trabajando en Concha y Toro realizó su primera vendimia en 1994 y en 1996 lo nombraron encargado de la bodega Lourdes ubicada en la zona Pencahue en el Valle de Maule, en Chile.

Ha realizado importantes incursiones en importantes regiones vinícolas del mundo como Côte-Rôtie en Francia o en varios valles vinícolas en Australia. Ahora, Concha y Toro ha puesto a su cargo este nuevo proyecto “realmente diabólico” llamado Diablo, un vino envejecido durante 6 meses, 6 semanas y 6 días periodo que alude también a la marca del Diablo.

Diablo posee un intenso color rojo oscuro y denota toques de frutas negras que se funden con suaves notas de moca y vainilla. Este vino podrá disfrutarse sin problema alguno con comida con abundantes especies y ligeros toques picantes.

 

“Diablo ofrece una interesante mezcla de sensaciones y sabores que cautivan de inicio a fin”.

 

GALERIA