Conocida desde tiempos remotos como la espléndida Ciudad del Dragón, Taiyuan es la capital de Shanxi, llamada así por la relación entre tantos emperadores que la visitaron y por su ubicación, que de acuerdo al Fengshui es un lugar favorable para la empresa imperial. Fundada hace más de 2.500 años, Taiyuan se ha mantenido como una de las ciudades más importantes en el curso del río Fenhe, y es el lugar donde nació la cultura de la dinastía Tang, y floreció con la influencia comercial más poderosa que existió a nivel nacional.

 

“Adentrarnos al corazón de China, en la histórica región de Shanxi, es un viaje al pasado imperial”.

 

Es en este lugar místico, poderoso y cargado de energía se ubica el primer hotel internacional cinco estrellas en la ciudad, el Kempinski Hotel Taiyuan, donde cada detalle ha sido llevado a la perfección para vivir una experiencia de lujo europea personalizada, donde un exquisito estilo décor se une en armonía con detalles tradicionales chinos.

El nombre de Kempinski es internacionalmente reconocido como una creciente colección de propiedades distinguidas de lujo en todo el mundo. Como el grupo hotelero de lujo más antiguo de Europa, estos especiales hoteles crean viajes memorables inspirados en un exquisito estilo europeo. Su filosofía es que la vida debe ser vivida con estilo.

Aquí, en Taiyuan, es el maravilloso servicio del Kempinski que en realidad nos enreda y envuelve en un mundo de lujo asiático. Totalmente comprometidos a proporcionar la perfección para sus huéspedes en cada momento y en todos los sentidos, estos exclusivos hoteles buscan siempre crear experiencias ricas y significativas.

La modernidad de Kempinski Hotel Taiyuan es una forma de preservar la antigua historia de la ciudad. Después de dormir como reyes en sus amplias habitaciones con pisos de madera, detalles en mármol, mobiliario fino y amenidades de la marca francesa Blaise Mautin, nos espera un día inolvidable al maravillarnos con el Gran Buda de la montaña Mengshan, esculpido a partir del año 551 y el más antiguo del país ubicado en una ladera montañosa.

Tal vez sea algo tan cotidiano como una simple nota dejada en la almohada por la noche que nos platica sobre el pronóstico del clima del día siguiente y nos sugiere cómo vestirnos en la mañana, pero son esos detalles que Kempinski con su dedicación y pasión por el buen servicio logra siempre conquistarnos.

W. kempinski.com

Fb. kempinskihotels

Tw. @Kempinski

“En el corazón de esta hermosa e histórica zona, Kempinski Taiyuan nos remonta al pasado a través de experiencias sensoriales donde nos dejamos llevar por la magia que nos rodea”.