Ciento setenta y cinco años de historias, sucesos, momentos, conmemoraciones, fiestas y más fiestas, es los que ha protagonizado y atestiguado en México la champaña Moët & Chandon, llegada desde Francia por primera vez aquí en 1843, justo cuando se cumplió el primer centenario de su creación según los registros.

Al llegar la fecha de aniversario tan representativa, la ‘maison’, con Carlos Pechieu al frente de los destinos de Moët-Hennessy en nuestro país, ofreció espectacular velada de etiqueta rigurosa para celebrar en grande, teniendo como marco el Centro Cultural Indianilla que a través de efectos de ‘mapping’ pareció convertirse en una elegante mansión francesa.

Una enorme pirámide formada por más de 200 copas de champaña al centro del espacio, dejó con la boca abierta a los presentes, invitándoles a hacerse en mano de una copa de la burbujeante bebida,

Música de jazz de recepción y mucho glamur por todas partes se respiró en el lugar y se sirvió espectacular cena de cuatro tiempos maridados con cada una de las etiquetas de esta marca champañera, acompañada de un programa musical de piano clásico y notas de jazz para finalizar.

El momento estelar fue la proyección de la nueva campaña de la firma que  evoca sus ‘Big Bangs’ y los de cada uno, como dignos de recordar y celebrar con Moët & Chandon.

Muchos conocidos destacaron entre la concurrencia que más tarde se dejaron ver por la pista para bailar incansables hasta casi las cuatro de la madrugada. Entre ellos, Gaby Rodríguez ataviada con el rojo tan de moda en diseño exclusivo.

Vivian Blibliowicz entre las más animadas, que se lanzó bailando toda la noche, cual Audrey Hepburn en My Fair Lady. Asimismo, muy entusiastas María Forcada, Nico Martín del Campo, los Angulo Javier y Rocío; Federico Legorreta, Gaby Ruiz, Emmanuel De Sayve, Simonetta Biaggi y un sinfín más entre los 250 invitados a la mágica velada.

GALERIA