Una esfera brillante como el oro se erige tan imponente como el sol, a las orillas del río y rodeado de apacibles jardines. Se trata de la compilación de las raíces históricas y culturales de China junto con vistas al futuro, enlazadas con una vida muy auténtica que emana de sus calles, increíbles despliegues tecnológicos, gastronomía auténtica y contemporánea: así es el hotel Intercontinental Hangzhou.

Reconocido como el ícono representativo de la ciudad, el hotel es uno de los edificios más fantásticos del país, y su particular diseño arquitectónico armoniza con el estilo del nuevo distrito de negocios Centro Internacional de Conferencias de Hangzhou, justo a las orilla del río Qianjiang.

Las exclamaciones de asombro al verlo desde la distancia son comunes, pues asemeja un sol que acogió a la capital de la provincia de Zhejiang como su segundo hogar. Por su singular belleza se le conoce con el cariñoso nombre de Golden Globe, y está rodeado de jardines y muy cercano a diversos lugares de interés, como el Gran Teatro, un moderno centro comercial subterráneo, la estación de metro y de trenes, así como del impresionante centro comercial de Mixc, donde hay muchas tiendas marcas internacionales y restaurantes de lujo.

Su atractivo arquitectónico y la calidad impecable de su servicio, lo han convertido en una parada turística obligatoria para visitar, tomarse la foto y consentirse con la gastronomía de sus restaurantes y bares.

GALERIA

Clásicos y refinados, sus restaurantes preparan platillos tan delicados como las obras de arte china que maravillan con su precisión y finura. En Senses Seafood Grill Restaurant, se especializan en cocina mediterránea y vinos Premium; en Wochinger German, saboreamos los platillos alemanes más famosos con un toque local, acompañados de cervezas artesanales; Pasta Factory nos lleva a un recorrido por las cientos de formas en que la pasta puede ser convertida en platillos de sabores mágicos. El Connections Lobby Bar está diseñado para fascinarnos con su diseño de un moderno y refinado lounge, ambientado con un enorme candelabro de cristal, además, desde las cómodas sillas, tenemos vistas a la fuente que parece danzar al ritmo de las sonrisas que nos arrancan los sabores de los postres, del café y de los ricos cocteles, los mejores de China.

Decidió construirse el hotel en Hangzhou, por ser una de las ciudades más hermosas de China, a tal grado que desde tiempos antiguos ha sido conocida como el Paraíso Terrenal, y el viajero más famoso de todos los tiempos, Marco Polo, la describió como la ciudad más refinada que haya visitado durante sus muchos viajes.

La belleza milenaria de Hangzhou ha permanecido intacta con el paso de los años, y el hotel representa el puente de unión entre el pasado, el vibrante presente y el futuro, lleno de comodidades, vistas hermosas y sensaciones a flor de piel.

 

W. ihg.com/intercontinental

Fb. intercontinental

Tw. @InterConHotels

“Clásicos y refinados, sus restaurantes preparan platillos tan delicados como las obras de arte china que maravillan con su precisión y finura”.