Eran casi las 20:00 del sábado 12 de mayo y Monastrell era una auténtica autopista en la que circulaba el personal vertiginosamente. Y ahí, en medio de todo el barullo, la chef María José San Román y yo comentábamos sobre la calidad humana y sencillez de Albert Adrià, uno de los referentes de la gastronomía española y mundial. Sin duda, una virtud que caracteriza a grandes como Joan Roca y a la misma María José.

Albert Adrià había viajado a Alicante para cocinar un menú a cuatro manos en el restaurante Monastrell con su anfitriona, como parte de las celebraciones de su 20 aniversario. La expectativa era muy alta pues no todos los días se tiene la oportunidad de probar la cocina de dos de los mas importantes representantes de la gastronomía mediterránea.

Charlando con el chef Adrià, me comentaba que Alicante era uno de sus destinos preferidos, de hecho, viaja con cierta regularidad a la provincia y siempre trata de disfrutar del magnífico producto que hay en la región y, por supuesto, de sus arroces. No todo es Sol y Playa.

La cena se dividió en dos partes. Para comenzar, los invitados subieron a la terraza en donde comenzaron a disfrutar con las espectaculares vistas del Puerto y del cóctel que tenían preparado en varias mesas distribuidas alrededor, en las que iban preparando uno a uno maravillosos aperitivos como la Rosa con Esférico de Naranja y Vodka, la Oliva Tickets o la Ostra en Escabeche de Azafrán. Un total de 11 aperitivos.

Al terminar, los invitados bajaron al salón principal para sentarse a la mesa, en donde al llegar, pudieron conocer el concepto ZAZIL ARTESANAL GOURMET SENSES con un aceite esencial de lemongrass.

En ese momento, la cocina apretaba el acelerador y los cocineros comenzaron practicamente a volar, capitaneados por Federico Pian, Jefe de Cocina de Monastrell, y por Jon Urruti, Jefe de Cocina de Tickets. Tengo que decir que fue un privilegio verlos trabajar; la concentración y trabajo en equipo fue impresionante, y siempre con una sonrisa en la cara, desde los chefs María José y Albert, hasta la mujer que lavaba los utensilios sin parar.

Para cenar sirvieron Coliflor con Caviar, Atadito de King Crab, Conejo en Escabeche con Sepia, Arroz con Kokotxas de Merluza y Plancton. En los postres dieron una Crema helada de AOVE Hojiblanca, Miel, Flores, y Polen; Arroz con Naranja  y Azafrán “Homenaje a María José San Román; Cheescake; Flor de Chocolate y Coco y Turrón, Bombón de Café y Merengue de Pistacho.

Sin duda, un gran evento que se suma a esos recuerdos que debemos tener siempre presentes en nuestras mentes y emociones.

GALERIA