Como tributo a la llegada de la primavera, una de las temporadas más cálidas y brillantes del año, la casa cervercera Stella Artois organizó divertido picnic en los jardines de inmensa casona del Pedregal, contando con el entusiasmo energético de una convocatoria de más de 500 jóvenes.

La idea fue reunir en un mismo lugar el deleite de los sentidos acompañado de buena comida, música sensacional y un ambiente que recreó auténtica atmósfera primaveral a la europea.

Los invitados fueron recibidos con el icónico ‘Chalice’ de cerveza Stella Artois para empezarse a sentir inmersos en el entorno de Lovaina, Bélgica, la cuna de esta cerveza premium.

Durante la primera escala en el lugar algunos se detuvieron para retar en el juego de petanque, típico francés o continuar explorando el espacio con tapetes estampados a cuadros distribuidos por todas partes, como en pequeños islotes con cojines, sillas y desde luego las canastas tradicionales con panes y mermeladas, frutas, flores y algunos tentempiés, ya que al fondo del jardín y estratégicamente ubicado hubo un espacio denominado ‘Le Marché’, donde la cocina moderna y fresca del chef Jared Reardon de Jaso esperaba a los más sibaritas comensales con un verdadero desfile de platos apetitosos.

También circularon constantemente canapés de camarón con hongos y chile ancho; mouse de foie gras con chocolate, pistache y sal de mar y setas salvajes con puré de elote amarillo. Más allá una estación grill que sirvió mini hamburguesas, pollo glaseado en salsa teriyaki, corn on the cob (elote amarillo) y camarones al grill con bbq.

Siguiendo la tradición francesa no podían faltar los quesos finos, la charcutería, uvas, moras, puré de chabacano, higos al oporto y chips de pan para acompañar.

GALERIA

La barra de postres dirigida por la destacada repostera Sonia Arias prácticamente fue arrasada, ya que las tartas de manzana con canela y streusel, o las de nuez con caramelo y chocolate, cubos de brownie y los macarrones de sabores, nadie se los quiso perder, estuvieron de película.

Desde luego, la protagonista estelar en toda la tarde fue la cerveza Stella Artois para apaciguar la sed y refrescar paladares con su saborcito con toque de amargor sutil que la distingue, mientras tanto, los invitados disfrutaron la interpretación del grupo canadiense The Lost Fingers con su estilo musical de gipsy jazz, además del dj’ que puso a bailar a medio mundo. Sin duda, fue ‘la fiesta’ de la temporada.