La marca de chocolate originaria de Bélgica realizó una gran experiencia sensorial en Estudio Millesime en la Ciudad de México. Esta casa que data del año 1911 ha incrementado notablemente sus operaciones en México desde hace un par de años.

Estudio Millesime fue el escenario perfecto para mostrar a un grupo muy selecto de invitados algunos de sus mejores chocolates. Todo comenzó con una agradable recepción en la que el equipo culinario del Estudio nos ofreció algunos canapés armonizados con un singular coctel creado por la Callebaut Chocolate Academy.

 

Desde el año 1911 la marca de chocolates de origen Belga Callebaut ha mantenido una impactante calidad en sus chocolates y cacao generación tras generación.

 

Posteriormente el equipo de la Academia del Chocolate Callebaut, nos transportó al mundo del disfrute del cacao y del chocolate en una singular experiencia realizada a ciegas. Esto nos permitió a todos los asistentes descubrir sólo con el sentido del gusto las características de los chocolates Callebaut. Durante dicha experiencia Callebaut aprovechó para hacer una primera presentación de un nuevo chocolate que muy pronto estará disponible en México.

La tercer fase del evento tuvo lugar en el salón comedor de Estudio Millesime en el que nos ofrecieron un menú de cuatro tiempos utilizando como uno de los ingredientes chocolates Callebaut.

El platillo que más me sorprendió fue un Turrón de Foie cubierto con chocolate amargo Callebaut y unas gotas de reducción de aceite balsámico. A lo largo de cada uno de los platillos pudimos constatar el profesionalismo de los miembros de la Academia del Chocolate y la perfecta interacción con los chefs de Estudio Millesime.

 

UNA BREVE HISTORIA DE CALLEBAUT

Callebaut fue fundada en el año 1911 por Octaaf Callebaut originario de la pequeña ciudad de Wieze, en Bélgica. El fue el creador de la primer receta de la compañía haciendo en principio famosa a la marca en los pueblos vecinos de Wieze. Hacia 1918 Octaaf ya había perfeccionado sus primeras tres recetas que hoy conocemos como: 811, 823 y W2. Para 1920 crea las primeras coberturas de chocolate ofreciendo a los entonces chefs pasteleros unos ingredientes nunca antes vistos.

Para 1935 nace la receta que haría famosa a la marca en muchos países del mundo, la receta 845. Aún en nuestros días esta receta sigue siendo la favorita de muchos chefs pasteleros. Entre 1960 y 1965, Callebaut comienza a exportar creando una gran reputación año con año y país por país. Para 1996 se lleva a cabo una gran fusión, la empresa francesa Cacao Barry decide unir fuerzas con Callebaut.

En el año 2012, Callebaut decide incursionar en Africa Occidental cultivando cacao y de esa forma apoyar a los agricultores locales. En la actualidad áfrica es el principal proveedor de cacao aunque también han incursionado a Brasil para de esa forma contar con cacao de diversas características.

En el 2014 nace la Callebaut Chocolate Academy con la cual apoyan a instruir y preparar a una gran cantidad de chefs pasteleros y de esa forma transmitan a su vez las virtudes del cacao y del chocolate.

“En el año 2011 Callebaut festejó su primer centenario produciendo cacao y chocolate”.

 

GALERIA