Cala de Mar Resort & Spa Ixtapa, anteriormente Capella Ixtapa, es un santuario para los sentidos, donde cada instante se pasa gozando de un profundo sentimiento de place puro. Hace unas cuantas semanas me deje llevar por el inexplicable encanto y la magia de este magnífico resort en Zihuatanejo.

 

“Ubicado en las costas del Océano Pacífico mexicano, construido sobre un acantilado con magníficas vistas al mar, Cala de Mar esta bendecido por un promedio de 300 días soleados”.

 

El caluroso clima y el constante romper de las olas en los riscos debajo de mi suite crean un ambiente perfecto para la reflexión. Este es un lugar de pausa, donde parecería que el mundo se detiene, dejando las preocupaciones de la vida real suspendidas, esperando a que nosotros decidamos cuando pueden volver a nuestras mentes. Y esta pausa, este momento, es totalmente nuestro.

Cala de Mar es miembro del prestigio Preferred Hotels & Resorts, el portafolio de hoteles independientes más grande del mundo.

Hablar de los hoteles que forman parte del portafolio de Preferred es sinónimo de lujo y pensando precisamente en los viajeros a los que nos gusta consentirnos con lo mejor. Ahora los viajeros llegarán a México atraídos no sólo por las muchas facetas de su riqueza y las experiencias que brinda, también por las comodidades que ofrece el lujoso portafolio de Preferred Hotels & Resorts.

Los hoteles que lo integran han sido diseñados para satisfacer las necesidades actuales y futuras de sus huéspedes, y para recibir a los viajeros de negocios y de placer, que sin dudas seguirán siendo cada vez más. Son lugares que conectan a los viajeros exigentes con experiencias de lujo que satisfacen las preferencias y estilo de vida.

Sin duda digno del prestigio de Preferred, en Cala de Mar, una playa privada, apartada y reservada, nos espera a los pies del hotel, accesible a través de caminos que cortan la vegetación. Allá abajo, las olas son sorprendentemente suaves, casi soñolientas. Este es un lugar de paz suprema, un lugar de tranquilidad, un lugar de contemplación.

GALERIA

Cada una de sus magníficas habitaciones cuenta con su terraza y alberca privada, con impactantes vistas al agitado Océano Pacífico mexicano – drásticas rocas esparcidas por su superficie azul, donde ruidosamente rompen olas blancas.

Tuve el gran placer de disfrutar la gastronomía de este magnífico hotel, degustando platillos de sus diferentes restaurantes. Cala de Mar cuenta con cuatro, cada uno con un increíble y diferente ambiente.

Ubicado en el corazón del hotel, el restaurante A Mares ofrece creaciones únicas del maravilloso chef Ejecutivo Alain, acompañadas de los mejores vinos de México y del mundo. La cocina de autor característica de A Mares –en la que se fusionan la cocina tradicional mexicana y contemporánea– es un espacio cerrado con aire acondicionado para la expresión de la más fina gastronomía.

Seafood Market. En un deck de madera sobre las rocas, casi sobre el mar, mesas y sillas de madera y una parrilla conforman el escenario perfecto para una cena bajo las estrellas en un ambiente relajado y casual. En la entrada, sobre una canoa de madera nos encomtramos con “la pesca del día” con pescados y mariscos frescos de cualespodemos elegir. Y no solo eso: sino que también podemos decidir de qué manera queremos que el chef lo prepare.

“Pasar unos días sin preocupaciones, bajo los rayos del sol a la orilla del mar, con una copa refrescante de vino, hace que el momento sea mucho más placentero y que la mente se libere completamente”.