L’Occitane es cosmética de lujo y del más alto bienestar, cuyas cremas, aceites y lociones para el cuerpo nos regalan momentos de pura seducción. Sus fórmulas especializadas han sido creadas con base en el conocimiento de que la piel de cada persona es diferente y tiene necesidades especiales, por lo que fusiona el poder de la naturaleza con investigaciones pioneras en su cuidado.

 

“La observación de la naturaleza es clave para el desarrollo de sus fórmulas eficaces”.

 

Un alambique, un camión y muchos conocimientos de botánica, fueron la primera fórmula de L’Occitane, con la perseverancia como ingrediente adicional. Olivier Baussan empezó cosechando romero salvaje casero para producir aceite esencial, que vendía en los mercados locales de la Provenza.

Mientras producía sus aceites, soñaba con crear una compañía que celebrara el bienestar tan reconocido del Mediterráneo, y llevarlo a todo el mundo. Después de trabajar incansablemente, fundó su empresa a la que llamó Occitania, la provincia antigua que una vez cubrió el sur de Francia, el noroeste de España y el norte de Italia, y su fundamento era mezclar las tradiciones y los ingredientes de la región mediterránea, extender el arte de vivir provenzal y compartir las costumbres locales.

Sus profundos conocimientos sobre la piel quedan atrapados en cada uno de sus productos, en la actualización de sus especialistas, y principalmente en el resultado rejuvenecedor que vemos en el espejo. Más que cremas, son el medio para alcanzar la sofisticación y que se complementan la gran variedad de opciones para consentirnos, haciendo que los resultados superen todas nuestras expectativas.

La observación de la naturaleza es clave para el desarrollo de sus fórmulas eficaces, además, se invierte en tiempo y esfuerzos en las investigaciones dentro de su propio laboratorio de última generación, ubicado  en el corazón de Haute-Provence, en Manosque. Un equipo de 100 investigadores trabaja en 11 laboratorios, enfocados en temas de la biología molecular, en la extracción de plantas, en la química analítica y además, en formas cada vez más coquetas de presentar los envases.

Además de dedicarse a mantener la belleza, L’Occitane apoya a la sociedad mediante sus diferentes iniciativas, como con su financiamiento sobre los estudios sobre discapacidad visual en todo el mundo y la emancipación económica para las mujeres en Burkina Faso, a través de su fundación. Sus iniciativas en pro del bienestar de las comunidades incluyen a sus cientos de empleados, quienes  participan en proyectos de la Fundación, desde la reconstrucción post-tsunami en Japón hasta la preservación del patrimonio natural en Provenza.

 

“Sus profundos conocimientos sobre la piel quedan atrapados en cada uno de sus productos”.