Ninguna visita al Sudeste asiático está completa sin una estancia en Singapur, y ninguna visita a Singapur está completa sin una estancia en el Raffles, este ícono de herencia y elegancia en el corazón de una de las ciudades más bellas del mundo.

El hotel más famoso de Singapur lleva el nombre de el hombre más famoso de Singapur, Thomas Stamford Raffles.

“Desde 1887, este hotel cinco estrellas se ha sido un icono que simboliza el romance del Oriente Lejano – una mezcla embriagadora de lujo, historia y diseño colonial”.

Singapur realmente debe su existencia a Thomas Stamford Raffles, quien en 1819 firmó un tratado con el sultán Hussein Shah de Johor, en nombre de la British East India Company, para desarrollar la parte sur de Singapur como un puesto comercial británico.

A partir de la llegada Thomas Raffles la populación de la isla creció de 1.000 personas a más de 80.000, en su mayoría provenientes de China. Hoy en día, este pequeño país-ciudad es una potencia mundial.

Portando orgullosamente el nombre del fundador de Singapur, Raffles Singapur es uno de los pocos grandes hoteles que quedan del siglo XIX en el mundo.

Galería

Un siglo después de su apertura, el hotel fue declarado Monumento Nacional por el Gobierno de Singapur, después de lo cual se sometió a una restauración completa con un costo de S $ 160 millones. Su preservada arquitectura colonial le permite destacar entre el estilo contemporáneo de la zona comercial de Singapur donde se encuentra.

El nuevo edificio principal del hotel fue completado en 1899, y hoy en día es la parte más emblemática de este majestuoso hotel. Es un homenaje a la arquitectura neo-renacentista, con pequeños toques tropicales como techos altos y amplias terrazas. Raffles fue de los primeros hoteles en el Sudeste asiático en tener un comedor con suelo de mármol, luces eléctricas y ventiladores de techo.

A través de los años, este gran hotel ha visto a algunas de las personalidades más famosas del mundo cruzar su puerta. En otra época, fueron escritores de renombre como Ernest Hemingway, Herman Hesse y Rudyard Kipling los que quedaron hipnotizados por sus grandes columnas y altos techos. Hoy en día, son personalidades del calibre del duque y la duquesa de Cambridge, George Bush, Karl Lagerfeld, Christian Louboutin y Michael Jackson, así como miles de visitantes que nunca pierden la oportunidad de tomar el famoso coctel ‘Singapore Sling’ en el Long Bar donde fue creado.

Raffles Singapore

D. 1 Beach Rd, Singapore 189673

T. +65 6337 1886

W. raffles.com/singapore

“Singapur es un mundo mágico. Entre sus abrumadores rascacielos y modernidad, destaca la belleza colonial del Raffles Singapore”.