La India es uno de los países mas ricos en historia del mundo, donde el pasado y el presente conviven, se mezclan, se confunden. Es aquí que se desaparece la línea entre lo que es y o que fue, creando un mundo que parecería alejado a nuestra realidad.

En sinergia con este particular aspecto de la India nació Dev Shree, un pequeño hotel boutique creado por descendientes de la realeza India, quienes han abierto sus puertas al turismo, ofreciendo una experiencia única en Deogarth, Rajastán. En esta casa/hotel nos sentamos a platicar con los dueños, Sh y Bha, hijos de Maharajas, vislumbrando a lo lejos, en una colina del otro lado del lago, un bello fuerte, también perteneciente a ellos.

Después de haber creado la maravilla que es el Deogarh Mahal, los propietarios, Shatrunjai y Bhavna, han regresado a sus raíces y construido ellos mismos un hogar celestial llamado Dev Shreeen Deogarh, en el corazón de las colinas de Aravalli en el Rajastán occidental. Dentro del pueblo, pero alejado de su bullicio y caos indio, Dev Shree es un santuario de paz y silencio.

Para la construcción, la familia Bagh consultó a su gurú, quien les dijo que debían regresar a su tierra natal, Deogarh, para construir este nuevo y brillante hotel. Rodeado por las colinas de Aravali, Dev Shree fue construido laboriosamente en el estilo de un gran haveli, luminoso y acogedor, con preciosos jardines verdes y un impresionante patio central a cielo abierto donde juegan los perros de los dueños.

Galería

Después de haber involucrado a muchos artesanos locales con el propósito de utilizar los estilos arquitectónicos del sitio y la artesanía de la zona el resultado fue un sitio acogedor y bello en una de las zonas más fascinantes de la India. Siendo orgullosos de su herencia familiar, la cual se remonta más de seis siglos atrás, buscaron y lograron crear una casa que refleja el pasado. 

Las puertas de Dev Shree se abrieron en octubre de 2015, a corta distancia se encuentran los hermosos templos y el ‘Chittorgarh’, hogar de una de las fortalezas más grandes de la India, sitio considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el lago a los pies de la bella casa color anaranjado hay pequeños templos, olvidados y abandonados, sus reflejos en el agua creando ilusiones ópticas de un mundo de fantasía.

Este hogar en Rajastán nos remonta a otros tiempos de la India, a su glorioso pasado. Dev Shree es un portal a otro mundo, donde junto con los divinos Sh y Bah podemos descubrir una realidad alterna y mágica.