Pagano se encuentra justo en el centro de Polanco en la calle más importante de la moda y el glamour en CDMX, Masaryk. En esta calle todos pasan y todo pasa y lo que pasa en Pagano es que cada día más comensales felices salen por su puerta.

Cocina mexicana contemporánea y una fabulosa carta de mixología, son las dos premisas de este lugar. Al llegar el mixólogo nos platica de como el mezcal es la bebida que gira alrededor de sus creaciones y de como incorpora ingredientes locales y frescos a cada uno de sus cocteles. ¿Cual es el mejor le pregunto? A lo cual me contesta que el emblema de la casa es “El Pagano Sour”, minutos después veo venir desde el bar un mesero que lleva en sus mano una ola de humo la cual deposita amablemente frente a mi; al bajarse la humareda descubro un increíble vaso con una calaca digno de la mesa del Capitán de “Piratas del Caribe”, al probarlo una deliciosa mezcla de jamaica y un delicioso mezcal embrujan mi paladar.

Lo que me gusto mucho de este lugar es que no es pretencioso, lugar agradable con una rica terraza, sorprende a los comensales con las deliciosas creaciones del Chef Norberto Hermida, quién al hablar de sus platillos insiste en que estos son su alabanza a la cocina que tanto ama. Platillos bien servidos en donde impera el sabor.

 

GALERIA

 

La cocina mexicana contemporánea de Pagano es deliciosa, para iniciar este rito gastronómico el mesero nos sirvió el “rito de iniciación”, chips de vegetales envueltos con una variedad de tres tipos de mousse: de berenjena, garbanzo con habanero y guacamole para después sorprendernos con un exquisito aguachile negro, el cual fue alabado hasta el último pedacito. Como tercer platillo un delicioso e hirviente pan de mejillones de los cuales “el juguito” acidulado, con mucho limón, de esos que nos hace hacer caritas por el retrogusto, es la cosa más rica que puede haber, entre broma y broma le decíamos al gerente si nos podíamos llevar un litro a casa, simplemente delicioso.

Para continuar con este rito gastronómico un plato mexicano por excelencia: “Enmoladas con chicharrón de pato”, increíbles, ya que el sabor del pato se mezcla a la perfección con el delicioso y suave mole.

Y para cerrar este delicioso ritual; el postre. Helados y sorbetes hechos en casa al lado de un sensual y sedoso pastel de chocolate acompañados de un carajillo shaken con mezcal. !Simplemente irresistibles!

W. paganorestaurante.mx

D. Avenida Presidente Masaryk 341, Polanco, México