Todo un acontecimiento resultó la especial velada de relanzamiento del restaurante que todo mundo conoce como el Balcón del Zócalo, y es que aparte de dominar la escena panorámica desde su amplia terraza cubierta en el roof top, donde se aprecia la mejor vista de la Plaza de la Constitución, el Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana, su nueva fisonomía en general invitaba a disfrutar en grande la ocasión.

El chef ejecutivo Pepe Salinas y su equipo hicieron su mejor trabajo para deleitar a la concurrencia con diversas propuestas de su cocina mexicana contemporánea, que incluyó recetas clásicas remozadas y reinterpretadas, en la primera escala de un recorrido de varias estaciones gourmet distribuidas por todo el espacio, donde también una variedad de quesos, confituras y ates artesanales se acompañaron con destilados como mezcal y sotol.

Vladimir Mayllen  el director general de la cadena hotelera Central y el propio chef Salinas, recibieron a los invitados con un mensaje de bienvenida, para luego invitarlos a continuar el recorrido. Hubo de todo tipo de  licores, vinos mexicanos premium, pero sin lugar a duda las creaciones de mixología salidas del talento de la famosa bar tender Fátima León con tequila Don Julio, fueron las más solicitadas de la noche.

La Mesa del Chef fue la más lucidora de las estaciones, ya que hubo allí para degustar desde tostadas de pulpo, buñuelo de coliflor con caldillo y poke de atún y res, hasta huachinango a la talla con poblano, tamalitos de conejo y amarillito; brioche al vapor de cola de res y picaditas de brisket y miso.

El apartado de los postres fue el más visitado durante el festejo y estuvo colocado estratégicamente en plena terraza para rematar la experiencia con la impresionante vista del zócalo capitalino.

Excepcional trabajo de interiorismo realizaron los arquitectos del proyecto, siguiendo los deseos de la empresa hotelera para devolverle vida, glamur y brillo al más panorámico balcón de la ciudad, mediante atinados toques de elegancia contemporánea.

 

GALERIA