Además de continuar con lo que ya es una tradición familiar, Rolly Pavia es un apuesto empresario que está en constante innovación, sorprendiéndonos con sus elegantes restaurantes de verdadera comida italiana ubicados en Polanco, Acapulco y en la Ciudad de México. A pesar de ser originario de Italia, Rolly ha vivido en México desde sus 17 años, y una de las formas de agradecer el cariño con que ha sido recibido es hacer lo que más le gusta: compartir su cultura mediante grandes iniciativas gastronómicas.

 

“El amplio menú de Il Becco nos transporta a Italia en un bocado, impresionando a los paladares más exigentes con su proceso de elaboración especial, totalmente apegado a las recetas originales”.

 

Por su dedicación y su impecable trayectoria, Rolly es el embajador del patrimonio culinario italiano, y junto con el chef Julián Martínez del grupo de restaurantes Becco, desde mayo de 2015 dirige su restaurante Il Becco dentro del hotel Four Seasons Hotel Mexico City.

Este quinto de sus restaurantes es uno de los grandes favoritos para descrubri y consentirse con la gastronomía del mediterráneo italiano. Su ambiente es fresco y jovial, perfecto para pasar un rato entre amigos o en una reunión de negocios, además de ser un espacio muy íntimo y exclusivo por poder recibir a sólo  60 comensales, incluyendo los lugares de la barra de servicio ubicada justo frente a su impecable cocina abierta.

Su amplio menú nos transporta a Italia en un bocado, impresionando a los paladares más exigentes con su proceso de elaboración especial, totalmente apegado a las recetas originales. La lujosa experiencia sensorial se completa con la sofisticada atmósfera local y con una enorme cava en la que destacan los vinos italianos.

Sus platillos son pequeñas obras de arte, elaboradas con minucioso cuidado y servidas en bellas presentaciones. Su amplio menú permite elegir entre una gran variedad de opciones, cada una tan buena como las demás. Para empezar, la sopa Cappuccino d’Aragosta nos deleita con la combinación de la langosta, espuma de papa, parmesano y cenizas de sepia.

 

GALERIA

 

En una buena comida italiana no podía faltar la selección de arroces, como el Risotto con alcachofas y pistaches, o las pastas, como la Linguini con langosta y queso pecorino, y la pasta fresca  Pappardelle con ragú de cordero y ricotta perfumada a la menta.

Entre los cortes de pescado y carne están la Orata del Mediterráneo con salsa de alcachofa y salicorni, o el filete de res con cenizas de verdura y balsámico añejado da Módena. Para cerrar la experiencia como sólo los italianos saben, los postres son una tentación irresistible, especialmente el Zabaglione, que es un huevo de chocolate relleno de zabaglione y nido de algodón de azúcar.

Four Seasons es un remanso en pleno corazón de la gran ciudad, a unos pasos del Bosque de Chapultepec y sobre la avenida Reforma. Su arquitectura sobria y elegante junto con sus servicios impecables, lo han convertido en un portal entre el estilo colonial y la modernidad al que aman los viajeros del mundo.

W. ilbecco.mx

 

“Por su dedicación y su impecable trayectoria, Rolly es el embajador del patrimonio culinario italiano”.