Hablemos de la buena comida y de cómo nos enamora. Bien podemos referirnos a ella como una de las máximas expresiones culturales, como un arte, o incluso como uno de los factores que nos hacen humanos, y es que saber transformar los ingredientes que nos da la naturaleza en bellas presentaciones y en una sinfonía de sabores, es una habilidad que pocos tienen.

También es cierto que la gastronomía asiática es una de las grandes favoritas de los mexicanos, por sus bellas presentaciones, sabores exóticos, y claro, por ser saludable y ligera. Por eso, comer en Asai Kaiseki es uno de esos placeres sublimes que deben disfrutarse al menos una vez en la vida. El restaurante está a cargo de su dueño y chef, el talentoso japonés Yasuo Asai, quien prepara personalmente los menús de degustación bajo la técnica Kaiseki y usando ingredientes frescos, como pescados y verduras que México le ofrece para preparar auténtica comida japonesa.

En el restaurante se vive una auténtica experiencia sensorial única, en un ambiente de completa armonía y paz donde se transforman los ingredientes en suculentos manjares. Su íntima exclusividad está pensada para recibir a tan sólo 14 comensales, en tres mesas para dos personas cada una y hasta nueve lugares en la barra.

 

GALERIA

 

Además de rico, uno de sus grandes atractivos es observar al chef Asai preparando delicadamente los platillos en el momento. Asai integra a su estilo detalles mexicanos, como el servir en platos talavera poblana, servir guacamole, usar queso oaxaqueño y nopales. Sus tres menús de degustación abarcan de diez a catorce tiempos, y cambian mensualmente.

Su carta cuenta con una gran variedad de los grandes consentidos, como sushis, sopas, sashimi, teppanyaki, y especialidades sorpresas del chef. Parte de estos sabores orientales incluyen el sake con yuzu, entremeses de gelatina de mejillón, verduras, huevo de codorniz y caviar Wasabi. En cuanto a las verduras, nos deleita con platillos preparados con setas, jitomate y elote baby, higo con salsa de ajonjolí, macarela a la parrilla, raíz de loto con pasta de camarón, callo de hacha, edamame y tazunashushi. La sopa es una sorpresa preparada con pasta de haba, camarón, tapioca y nabo sandía.

A la parrilla se sirve el seabass chileno, con elote a la parrilla, brote de ajo y huitlacoche salteado. La vinagreta está preparada con anguila a la parrilla, verduras con gelatina de Tosazu, foie grass y mango. Como postre, hay helado de té verde tostado y warabi mochi con jarabe de elote.

La técnica Kaiseki se basa en los ingredientes de temporada y en el estilo del menú fijo, destacando las texturas, colores y porciones servidas con la armonía de una bella pintura. Kaiseki es el auténtico estilo tradicional de la comida japonesa, considerada entre los japoneses como su alta cocina y la de mayor calidad. Es un estilo que en Japón se usa para celebraciones u ocasiones especiales, y que en Asai Kaiseki es un festejo diario.