Los destinos históricos tienen un encanto muy peculiar, algo que nos llama y nos envuelve, que nos invita a aventurarnos por sus calles y empaparnos de su cultura y rico pasado. Esto es algo que me sucede cada vez que visito la hermosa ciudad de Puebla, donde su historia se respira en el aire mismo.

 

“La historia… testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, testigo de la antigüedad”, Cicerón.

 

Entre sus callejuelas, iglesias y tradiciones me encontré con una joya: Mesón Sacristía de la Compañía. Este pequeño hotel boutique, auténticamente mexicano, es un antiguo edificio colonial. En el corazón histórico de Puebla, el Callejón de los Sapos, este es un portal al pasado.

Sus pintorescas terrazas, pesadas puertas de madera y coloridas paredes increíblemente gruesas nos remontan al siglo XIX. Dentro del hotel nos encontramos con una infinidad de antigüedades, decorando cada rincón, habitación y espacio – mismas que podernos llevarnos a casa si estamos en busca de adquirir un pedazo del pasado.

Mesón Sacristía de la Compañía también nos envuelve en cultura mexicana a través de los sentidos: la gastronomía. Con el típico mole peruano como indisputable rey, el menú de su pintoresco restaurante del hotel torna alrededor de los típicos sabores de nuestro país, como el chipotle quemado y los chiles rellenos.

 

GALERIA

 

Un portal al pasado, desde aquí me aventuro a explorar la belleza de esta histórica ciudad y todas sus maravillas ocultas, viviendo a la vez la historia en carne propia.

Rodeada por tres volcanes, entre la mítica Tenochtitlán y Veracruz, la pintoresca ciudad novohispana de Puebla floreció durante siglos. Un auténtico museo de la esencia misma de México, este increíble destino es rico en cultura, historia y gastronomía mundialmente reconocida.

W. mesones-sacristia.com

 

“Mesón Sacristía de la Compañía también nos envuelve en cultura mexicana a través de los sentidos: la gastronomía”.