Pocas veces se logra reunir a tan importante ramillete de talentos del fogón como lo hicieron Pedro Evia y su socio Eduardo Rukos, empezando por Mássimo Bottura figurón culinario reconocido por los 50 Best of the World de San Pellegrino, como mejor chef del año 2016 junto con su restaurante Osteria Francescana en Módena, Italia.

Gustoso llegó Bottura hasta la blanca Mérida de Yucatán procedente esta vez de Argentina, donde realizaba una de sus acostumbradas giras viajeras que tanto le gustan, para departir, compartir, bromear y hacer lo que más les gusta hacer, tanto a él como a los chefs mexicanos igualmente convocados, cocinar…Lo acompañaron en la terna Zahie Téllez, Edgar Núñez, el propio Pedro Evia y el chef borciua de origen libanés afincado en Miami, Antonio Bachour, todos haciendo inmejorable papel.

 

GALERIA

 

 

El motivo, cerrar con broche de oro el Mérida Fest, celebrando en esta ocasión el 476 aniversario de fundación de la capital yucateca con una cena de postín interpretada por estas cinco ‘celebrities’ a la que el ‘todo Mérida’ importante y sibarita acudió para apoyar con su cuota de acceso al evento al DIF local, al cual se le aportó la totalidad de lo recabado por concepto de la cena, realizada en el restaurante K’u’uk.

Se lucieron todos con un menú a cinco manos y siete tiempos, que dejaron boquiabiertos tanto al comensal yucateco que asistió como al visitante, con  grato sabor en boca después de tanta delicia al paladar compartida.

Todo un acontecimiento social y culinario resultó la iniciativa del Ayuntamiento de Mérida y del chef Pedro Evia Puerto al organizar esta cena con fines altruistas, logrando éxito total con entradas agotadas desde semanas antes del evento.

Muchas caras conocidas entre los presentes y algunos invitados especiales que aplaudieron a rabiar a Bottura y sus colegas después del opíparo banquete degustado.