El paso está dado. Fueron muchos meses de preparación y finalmente #HédonéExperience ha cruzado fronteras para llevar la primera de muchas Experiencias Gastronómicas al Viejo Continente.

Los protagonistas para arrancar con esta nueva aventura fueron Luis Pablo y Alonso Domínguez, dos jóvenes cocineros originarios de San Miguel de Allende, Guanajuato. Son hijos y discípulos del prestigioso chef Bricio Domínguez, del que aprendió las bases culinarias, además de haber practicado en las cocinas de grandes figuras de España, como Paco Roncero, Pepe Solla y Diego Guerrero, entre otras.

Las ciudades elegidas fueron Alicante y Murcia, al sureste de España, con toda la influencia mediterránea, en donde los chefs María José San Román del restaurante Monastrell en Alicante (1 Estrella Michelin) y Ginés José Nicolás Aguilar del Rincón de Pepe en Murcia, recibieron de una forma cálida y profesional a los dos jóvenes cocineros.

 

La complicidad y raíces que unen a México y España jugaron un papel fundamental en el éxito de los eventos de Luis Pablo y Alonso Domínguez en tierras alicantinas y murcianas

 

La cocina mexicana es muy atractiva en España, aunque también una gran desconocida. Este fue posiblemente el mayor reto de los hermanos Domínguez; diseñar un menú que mostrara las texturas, colores, mezcla de sabores y olores, y sobre todo, el uso adecuado de los chiles.

En el menú utilizaron varios tipos de chiles que definían perfectamente a cada platillo, una sorpresa para todos los comensales que escuchaban atentos a los chefs cuando les explicaban su filosofía respecto al chile: “Para nosotros el picante debe ser adictivo, no destructivo”.

El jueves 29 de junio tuvo lugar la primera cena en el prestigioso y emblemático restaurante murciano Rincón de Pepe, con el chef Ginés José Nicolás como anfitrión. El maestro cortador de jamón Rubén Arroba abrió la noche con una degustación de jamón ibérico de Jabugo “Rubén Arroba Selección”.

El viernes 30 de junio, el evento se trasladó a Alicante, donde los hermanos Domínguez cocinaron junto a María José San Román en el reconocido Restaurante Monastrell.

 

GALERIA

 

El menú ofrecido en ambos casos fue una fusión de lo mejor de la cocina mexicana y española, pensado para que los asistentes pudieran comprobar las excelencias de la Alta Cocina Mexicana. Tiradito de Aguachile, Ceviche de gamba, Taco de pescado, Infladita de maíz con ternera adobada y salsa martajada, Capuchino de frijol negro Botil con espuma de chile guajillo, Pesca del día con emulsión de cilantro y crujiente de epazote, Cordero cocinado lentamente con mole de almendras tostadas y postres diseñados con Frutas y vainilla hicieron las delicias de los asistentes.

Los vinos fueron cuidadosamente seleccionados en el Rincón de Pepe por Andrés Castelar y en el caso de Monastrell, el maridaje propuesto fue realizado por la sumiller Nuria España.

“Dentro de mi cocina y restaurante siempre tengo reglas; reglas que solo sirven para romperse y que la gente venga a probar una verdadera revolución gastronómica”, expresa Alonso Domínguez, quien a los 18 años abrió su primer restaurante, Nextia, donde comparte con sus comensales el acercamiento y su particular visión de la cocina que distingue su propuesta. En Nextia Restaurante ofrece una carta que se renueva cada mes y un espacio acogedor con pocas mesas, ideal para entregarse de lleno a la experiencia gastronómica del joven chef; que además ofrece la posibilidad de disfrutar del mejor vino que maride con sus platos.

W. monastrell.com

W. restauranterincondepepe.com