Ante mis ojos se está desencadenando un espectáculo como ningún otro. El estrellado cielo nocturno de Islandia se es el escenario para una danza de colores y luces: las auroras boreales.

Las Auroras Boreales son un fenómeno de la naturaleza cuya belleza es incomparable. Su nombre proviene de Aurora, la diosa romana del amanecer, y de la palabra griega Bóreas, que significa norte. Un espectáculo inolvidable, ver las Auroras merece estar en la lista de cualquier viajero. Y el mejor lugar para verlas es, indudablemente, Islandia.

Con el propósito de ser espectadora de este mágico y maravilloso show viajé a Islandia, el paraíso para los que queremos observar a las Auroras Boreales, o las ‘Northern Lights’. Durante los meses fríos del año – entre septiembre y marzo – en Islandia tenemos grandes de verlas en todo su esplendor.

 

En este país mágico, extraño, el paraíso para ver las auroras boreales, se viven a diario experiencias sin igual.

 

Al viajar a través del país me quedé unos días al norte de Reykjavik, la capital del país, a unas pocas horas de la espectacular Snaefellsness Peninsula. Me hospedé en el hermoso hotel Husafell, enclavado en la naturaleza y al borde del deshabitado interior de Islandia.

El hotel abrió sus puertas en el 2015 en el Borgarfjordur Valley, a solo 90 minutos de Reykjavik, la capital de Islandia. Este hotel boutique, rodeado por obscuridad y silencio absoluto es el perfecto destino para gozar del magnífico espectáculo que son las Auroras Boreales.

Con solo presionar un botón, los huéspedes del hotel que se hayan registrado en el servicio de despertador de la aurora boreal somos alertados por teléfono si aparecen las Auroras durante la noche. El hotel Húsafell es considerado uno de los mejores lugares de Islandia para observar la Aurora Boreal, con un promedio de tres avistamientos por semana en invierno.

El perfecto lugar para dejarnos llevar por la magia de este extraño y bello país, en Husafell vivimos una verdadera experiencia Islándica.

El norte de Islandia es una tierra mágica, llena de aventuras. Le penninsula de Snaefellness posee algunos de los paisajes más bellos del mundo.

 

GALERIA

 

El sur de Islandia también es destino sin igual. La costa sur de Islandia posee algunas de las atracciones naturales más bellas del país. El área cuenta con una mezcla única de volcanes y glaciares, géiseres, aguas termales y cascadas, junto con varios sitios históricos como el sitio de la UNESCO de Thingvellir.

Durante mis aventuras por el sur de Islandia tuve el gran placer de hospedarme en un lujoso hotel boutique: Hotel Rangá, miembro de Small Luxury Hotels of the World.

El hotel está construido enteramente por madera canadiense, creando un ambiente acogedor y bello. Sus 52 lujosas habitaciones son espacios de relajación, donde increíbles vistas constantemente nos llevan a pasar horas en la terraza, disfrutando del silencio y del aire puro de Islandia.

El pintoresco entorno del Hotel Rangá me dejó sin aliento: Monto Hekla, el famoso volcán, se encuentra al norte, el glaciar Eyjafjallajökull y una cadena montañosa al noreste y las islas Westman al sur. El sur del país ofrece algo especial durante todo el año, dándonos una probada del verdadero sabor de Islandia.

Y claro, el hotel también es uno de los mejores lugares de Islandia, y posiblemente del mundo, para presenciar la aurora boreal. El Hotel Rangá se especializa en ofrecer pronósticos de aurora, fotografía y llamadas para garantizar que los huéspedes experimentemos este maravilloso fenómeno natural.

 

“Entre los volcanes, glaciares y cascadas de este país nos encontramos con espacios que se han quedado perdidos en el tiempo y en el espacio, existiendo en una realidad alterna donde la belleza natural se torna en algo inimaginable y sumamente sorprendente.”