Tequila Patrón es la historia de un amor inesperado, de una conexión sin fronteras que se ha perfeccionado con el paso del tiempo. Después de probar el tequila, John Paul DeJoria decidió convertir su amor en perfección y compartirlo con el mundo. Desde el momento en que descubrió el sabor excepcional de los Altos de  Jalisco en Atotonilco, se inició la búsqueda de un nombre de pronunciación fácil, que significara lo mismo en diversas lenguas y que evocara refinamiento y majestuosidad, escogiendo el de Patrón.

En Hacienda Patrón no inventaron el tequila, pero si lo llevaron al nivel de su más perfecta expresión.

En la Hacienda Patrón no han parado de crecer día tras día, hasta llegar a crear el tequila Ultra Premium que hasta entonces no existía, y que ahora son apreciados en el mundo, especialmente en el mercado norteamericano. El método de producción es totalmente artesanal, con 100 por ciento de agave Tequilana Weber variedad azul, y usando una técnica de siglos llamada tahona, donde las fibras de agave son aplastadas lentamente por un gran rueda de piedra volcánica, y luego el jugo de agave es fermentado y destilado con la fibra, siendo el proceso terminado con el molino de rodillo.

 

GALERIA

 

El proceso empieza con la lenta maduración del agave, que toma en promedio ocho años por planta, y por eso en la Hacienda Patrón hay jimadores expertos que saben cosechar el agave azul en su momento adecuado, justo cuando tiene el contenido de azúcar ideal. Después de que se cortan manualmente las piñas, que son el corazón de la planta, se hornean en pequeños hornos de ladrillo y luego se aplastan con la tahona, una enorme piedra volcánica de dos toneladas.

Los jugos obtenidos se fermentan durante tres días, se destilan y algunos se añejan en barriles artesanales. Estas joyas líquidas son embotelladas en preciosas botellas también artesanales de vidrio soplado totalmente reciclado, con un diseño exclusivo tipo licorera y enumeradas individualmente. Las botellas son coronadas con preciosas tapas, que pueden ser de un corcho fino portugués obtenido de manera sustentable, o con una bonita obra de cristal francés, con la forma de la abeja de la Hacienda Patrón, que simboliza que el líquido que el tequila contenido en la botella es tan irresistible como el néctar.

En Hacienda Patrón no inventaron el tequila, pero si lo llevaron al nivel de su más perfecta expresión. Después de años de trabajo constante, hoy la Hacienda cuenta con varios tipos de tequila, como el Tequila Patrón, en sus versiones Silver, Reposado y Añejo; Roca Patrón; Gran Patrón; Patrón XO CaféPATRÓN CITRÓNGE, con sabores mango, naranja y limón; y Limited Edition, en sus versiones Añejo 5 años y Añejo 7 años.

 

W. patrontequila.com

“Después de probar el tequila, John Paul DeJoria decidió convertir su amor en perfección y compartirlo con el mundo”.