Home / Voyage  / Esquí en Valle Nevado

Esquí en Valle Nevado

Mientras que en el norte del continente americano brilla el sol, en la época de junio a octubre, una blanca y suave capa de nieve embellece el paisaje chileno. En contraste con las vistas del desierto

Mientras que en el norte del continente americano brilla el sol, en la época de junio a octubre, una blanca y suave capa de nieve embellece el paisaje chileno. En contraste con las vistas del desierto del Atacama, conocido por ser el más seco del planeta y con impresionantes salares, termas y geiseres, Valle Nevado es el centro de esquí más grande y moderno de América Latina.

La vida tiene muchos placeres y uno de los más agradables es esquiar, y para disfrutarla con todo su esplendor, SKI USA es el nuevo integrante de TTW Group, una colección de compañías especializadas en las mejores experiencias de viajes, en conjunto con lujosos resorts.

Esquiar es una sensación como ninguna otra, en el que la mente se desprende y se desliza en las pistas escénicas de Valle Nevado. Mientras se desciende, los esquíes marcan huellas únicas en la nieve, haciendo un crujido muy especial cuando nos detenemos, y tanto o más maravilloso es ver salir a la nieve como una nube de talco en los giros y curvas, todo mezclado con una increíble sensación de libertad.

La maravilla de Valle Nevado reside en su excelente geografía, en su clima, su alta oferta hotelera, sus clubs y su excelente gastronomía, además de que tiene pistas para todas las edades y tipos de esquiadores, incluso para los que disfrutan de practicar snowboarding y heli-skiing. En sus tiendas se encuentran marcas reconocidas y de excelente calidad especializadas en deportes de nieve, como North Face, Columbia, Top Ski y Billabong.

Valle Nevado está muy cercano a Santiago, y la diversión empieza desde antes de llegar a su nieve, como en auto admirando los preciosos paisajes, o abordo de un helicóptero, admirando la majestuosidad de la montaña, del valle y de sus pistas desde el aire.

El valle cuenta con más de 3,600 km y más de 40 pendientes que atraviesan los Andes, en los que se baja a una muy buena velocidad, rodeado de naturaleza, y a pesar de la adrenalina, de una inmensa tranquilidad. Después de que la montaña te deja disfrutar de sus maravillas, en una prueba continua hacia nosotros mismos, llega el momento de disfrutar de los platillos franceses, italianos y por supuesto, las clásicas recetas chilenas en ambientes divertidos y confortables.

«Esquiar es una sensación como ninguna otra, en el que la mente se desprende y se desliza en las pistas escénicas de Valle Nevado».

APASIONADA DEL BUEN VIVIR