Home / Gourmet  / 25DOS: Viaje Culinario al Corazón de México

25DOS: Viaje Culinario al Corazón de México

En el corazón de Polanco, el Hotel W Mexico City apuesta por un restaurante que incluye en su cocina la esencia de la comida mexicana; herencia culinaria de su chef Efraín Flores, que plasma en

En el corazón de Polanco, el Hotel W Mexico City apuesta por un restaurante que incluye en su cocina la esencia de la comida mexicana; herencia culinaria de su chef Efraín Flores, que plasma en cada platillo la cultura de un país rico de ingredientes e historia, 25DOS abre sus puertas para sorprender a comensales con una apuesta de creaciones culinarias que destacan la creatividad y el manejo de ingredientes de parte de su chef.

De cocina contemporánea local, 25DOS tiene la esencia que evoca a la comida mexicana tradicional de casa, platos creados por historias como las empanadas de la abuela Carmita, empanadas de cazón tradicional a cuyo platillo le agregan la creatividad y el twist de diversión que caracteriza a los hoteles W con el chimichurri con col y chile habanero.

El chef encierra la honestidad de sabores en la nueva carta, platos divertidos que llaman la atención y rescata la esencia de los Hoteles W que buscan lo local – urbano, platillos de calle. Ingredientes honestos son el sello del trabajo de la cocina del restaurante, el apoyo a productores locales permiten que los cocineros utilicen vegetales frescos y carnes mexicanas.

Me dejé llevar por los frescos sabores del Guacamole al Comal, con vegetales tatemados y chapulines colorados. Después disfruté de un excelente Waterchile – aguachile de pepino, hamachi, romeritos y flor de eneldo, seguido por las famosas Empanaditas de la Abuela Carmita. El menú continuó con unos deliciosos elotitos con aderezo de chile habanero, chile piquín y queso fresco, un Taco de Pescado Tikin Xic con marinado Yucateco y cebolla encurtida, y una original Ensalada de Metate con maíz cacachuazintle, garbanzo, acelgas, zanahorias, jitomate, rábanos y kale.

La experiencias gastronómica continuó con un Short Rib con Mole Verde, braseado por 6 horas y servido con cuitlacoche, este platillo es un manjar memorable. Probé también el pulpo a la Parilla, con salsa molcajeteada con guayaba y aguacate, y mis favoritos: Arroz Negro con cuitlacoche, setas confitadas y queso de oveja madurado, y los Ravioles de Camote con piñón blanco, queso de cabra con salsa de chilemulato y yogurt natural. Cerramos con broche de oro, degustando la Tartaleta Champurrada con cazuela de maíz, chocolate mexicano, canela, piloncillo y un refrescante Sorbete de Jamaica.

Toque innovadores y originales se mezclan con las técnicas tradicionales que le dan un sabor y estilo único a los platillos en los que me deleito, dejándome llevar por la excelencia culinaria del hotel W México City.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR