Home / Gourmet  / Tras Bambalinas: Conoce la Mente Brillante Detrás del Éxito de Monte Xanic

Tras Bambalinas: Conoce la Mente Brillante Detrás del Éxito de Monte Xanic

La pasión por el vino marcó su vida, dejó la industria enlatadora de alimentos para conquistar su sueño y enaltecer el nombre de México y del Valle de Guadalupe. Así era el doctor Hans Paul Backhoff Escudero,

La pasión por el vino marcó su vida, dejó la industria enlatadora de alimentos para conquistar su sueño y enaltecer el nombre de México y del Valle de Guadalupe. Así era el doctor Hans Paul Backhoff Escudero, quien nació en Ensenada, Baja California, un 19 de septiembre de 1946.

De padre alemán y madre mexicana, el Doctor estudió Ingeniería Bioquímica en el Tecnológico de Monterrey y realizó un Doctorado (PhD) en Food Science por parte de la Universidad de Nottingham en Reino Unido donde vivió durante cinco años.

“Nací en la región vinícola mexicana más importante por lo que tuve contacto con sus vinos desde muy joven. Estudié disciplinas muy relacionadas con la vitivinicultura, he dado clases a nivel licenciatura de fermentaciones, y he sido siempre un apasionado del tema. «, comentaba H. P. Backhoff.

El Doctor Backhoff se casó en 1970 con Leticia Guerrero Mendoza. Impartió clases en el Tec de Monterrey campus Guaymas sobre la manufactura de vinos, quesos y cerveza. Desempeño cargos directivos en empresas de alimentos y fue Socio y Director Técnico de la empresa Tropicana.

Después de trabajar con las frutas, Hans tenía claro que la uva era su objetivo. Tenía la certeza de que en el área de Valle de Guadalupe se podían producir vinos de calidad mundial. En 1972 produjo su primer vino y nacía su primera hija Karla, posteriormente en 1977 Hans Joseph y la más pequeña Kristel, del cual sale el nombre del famoso Sauvignon Blanc Viña Kristel, en 1988. 

Tomás Fernández, amigo antiguo socio de Monte Xanic, conoció a Hans Backhoff, en una regata de New Port a Ensenada.  A Tomás le llamó la atención que Hans, en vez de llevar cerveza y whisky como el resto de los tripulantes, llevaba vino.  Un vino hecho por él en su garaje de gran sabor y calidad.

El Doctor Hans estaba trabajando ya en un plan de negocios para iniciar una vinícola en el Valle de Guadalupe y Tomás, quien en esas fechas se mudó a Ensenada, se entusiasmó con la idea y la compartió con un grupo de amigos de la organización Young Presidents Organization.

Es así como en 1987 junto a Manuel, Tomás, Eric y Ricardo, funda Monte Xanic. Siendo todos grandes amantes del vino, se lanzaron a la aventura de crear por primera vez vino mexicano de calidad nombrándolo Director del área de enología.

Sacrificando volumen por calidad, la “flor que nace después de la primer lluvia” llegó en 1989 con la primera cosecha del Doctor Backhoff con 6,200 cajas, el Chenin Colombard y el Cabernet Sauvignon. Desde entonces y hasta su fallecimiento, el Doctor se encargó del desarrollo de la vinicultura y enología de la vinícola. 

El Doctor Backhoff dejó un sólido legado de pasión, trabajo y búsqueda permanente por ser los mejores. Es un pionero que ha marcado a toda una industria vinícola en México y a una región que lleva en sus uvas, su mano.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR