Home / Deporte  / El Gran Slam Del Tenis y Turismo

El Gran Slam Del Tenis y Turismo

Los prometeos posmodernos de la civilización del siglo XXI que resisten hasta cinco horas de juego, donde la inteligencia y precisión, secretos del tenis, se encuentran en la velocidad de una pelota que corre a

Los prometeos posmodernos de la civilización del siglo XXI que resisten hasta cinco horas de juego, donde la inteligencia y precisión, secretos del tenis, se encuentran en la velocidad de una pelota que corre a más de 100 km/h promedio, que en ningún deporte se alcanza; la belleza de las mujeres amazonas flechando con sus raquetas, que enfundadas en un out fit muy cool con sus falditas blancas y sus cuerpos sudados en éxtasis del deporte más bello del mundo.

La tribuna de excelsos sibaritas que tomando fresas con champán por toda la ciudad y en las tribunas en esa catedral del cosmopolitismo de Wimbledon; o cerveza con salchichas Bratwürts, a 42°, en Melbourne, la ciudad de las apuestas, de los hipódromos, de la gastronomía más fusionada del planeta; o los winelovers de la ciudad luz, de la mano del secreto de la vida, el amor y la mantequilla: París, y de este lado del mundo, la capital de la civilización contemporánea, la hiper velocidad del viento y de los negocios, los mayores restaurantes, el hot dogs y los rascacielos: Nueva York.

Un sueño y una odisea para los amantes de las grandes ciudades y del deporte blanco, es el que corresponde los Gran Slam´s de los torneos de tenis en cuatro ciudades: Merbourne, Australia;  Nueva York, EUA; París, Francia, y en la catedral del tenis, Wimbledon, Reino Unido. 

Wimbledon

Fresas con crema acompasado de champán, la ciudad de Londres como entorno ideal para asistir a los mejores museos del mundo así como brindar por la realeza de la mano de la pluma de los escritores más laureados del planeta, eso es Wimbledon, con sus tabernas y pequeñas calles, llenas en los calurosos días de torneo, la gente vestida de riguroso blanco y colores pasteles, con sus sombreros de ala, disfrutando el verde césped centenario donde los mejores jugadores del mundo se dan cita para disputar la corona: el glamour en toda su extensión, la catedral del tenis, pues.

Qué hacer?

Wimbledon, barrio de Londres, del distrito de Merton. Estás a 20 minutos de Londres, ya sea por Tren, Metro o Tranvía. El Wimbledon Windmill Museum, es una visita obligada, sobre todo si llevas niños, la historia de los molinos de viento, desde los persas y griegos a los parques eólicos. EL Buddhapadipa Temple, es el templo budista tailandés más grande del Reino Unido. En el New Wimbledon Theatre, podrás asistir a los mejores musicales de la temporada.

Ambience Restaurant, restaurante turco e ideal para tomar una copa; Dog & Fox, cerveza, hotel y la casa del amante del tenis, decorado excepcional; entre las decenas de Pubs, el Hand in Hand, es el pub británico por excelencia; y por 350 Liras por semana, podrás alojarte en casas victorianas como The Wimbledon Hotel, Antoinette Hotel o  el Hotel du Vin.

París

El denominado torneo Rolland Garros, donde las estrellas del mundo del espectáculo y el cine se dan cita para disfrutar del torneo de canchas de arcilla, muy rojo el ladrillo batido, de fondo la torre Eiffel, el Museo Louvre y sus pasillos de ángeles alados, la venus, el Molan Rouge y sus noches agitadas, el barrio latino atribulado, y la majestuosa avenida de Campos Elíseos, las mil tiendas y el glamour de la seda: si no haz estado en París en los días de mayo de Gran Slam, algo te falta en la vida.

¿Qué hacer?

Hay dos formas de vivir la ciudad del amor, a pie y dejando que tu destino te alcance o tomar sus variados tours de leyendas y misterios (históricos sitios); el tour en camión por el Louvre, Torre Eiffel, Pont Neuf y Notre Dame; el Paseo en barco por el Sena o el Autobús turístico por todo París, donde podrás bajar y subir donde quieras. El Palacio de Versalles, una cena gourmet en el Sena, subir a Monmartre y solicitar uno de los recorridos por bares de París, para todos los bolsillos, desde 50 euros. Un tour de aperitivos en varios bistrot. Y asistir a las decenas de restaurantes de gran lujo con la mejor gastronomía del mundo y las cavas más reconocidas. La hotelería en París es enciclopédica, para todos los bolsillos y, sin duda, un tema en sí mismo, arquitectura y buen gusto, historia y elegancia: son los dueños del servicio.

Merbourne

En sus hipódromos se corren los corceles  ¼ de milla a millones de dólares, mientras en el mar agota la vista y los restaurantes son verdaderos oasis para mitigar la sed y atemperar el calor de una ciudad donde el sol cae en torrentes excitantes, yen  las canchas duras del Gran Slam los jugadores se convierten en auténticos guerreros jugando a temperaturas inhumanas. Es al otro lado de la tierra, es Australia y sus recorridos en el desierto o buceando en los corales más impactantes del mundo, ahí, el hombre ha nacido a un nuevo mundo, donde se junta lo inglés y lo más granado de la aventura del hombre, un nuevo mundo indómito para el turista que cree que ha dominado el mundo.

Qué Hacer?

Cruceros, clubs acuáticos y ecoturismo, es su top. Estás en una Riviera de la naturaleza, desde pingüinos, tiburones, playas exóticas. El Acuario de Melbourne (entre los más grandes del planeta), el Zoológico y el Skydeck 88, la Torre Eureka, son las atracciones principales. Todas las cocinas del mundo se dan cita en Merbourne, habría que buscar las asiáticas y europeas, pero américa está bien representada. Sin embargo, la cocina local, fusión de todas, se puede apreciar en restaurantes como La Spaghettata, Scopri, Hochi Mama o Da guido Merlbourne la pasta.

La hotelería es más económica que en los otros destinos y tiene un gran nivel, hablamos de mil a dos mil pesos la habitación, y es de super lujo, las vistas de la ciudad es lo que ofrecen, están los hoteles, Pegasus Apart’Hotel, Space Hotel o Travelodge Hotel Melbourne Southbank, entre cientos.

Nueva York

Aterrizar en el John F. Kennedy es la experiencia más singular de este Gran Slam, se tiene la sensación de estar en la ciudad de todos los hombres, de que al menos un poco de sus calles herrumbrosas son parte de un lejano cinemascope, incluso de una cinta en blanco y negro: Manhattan, podría ser. Ahí en el estadio asiste Woody Allen, entre otros genios y artistas del celuloide, el silencio se apropia de la tribuna y la belleza flota en las pupilas de aquellos que saben están en la capital del mundo disfrutando del deporte más glamuroso, inteligente y audaz. El Tenis.

Qué hacer?

Clásico, glamuroso o secreto: ¿cuál prefieres? Towne Place Suites by Marriott New York Manhattan/Times Square, entre cien hoteles podría ser la opción de entre $100 a 200 dólares la noche.  Los tours y los lugares tradicionales, son una opción. Nueva York es la ciudad que más guías de turistas produce, tanto a nivel impreso como en Internet. Es, tal vez, la ciudad más fácil a visitar, siempre le atinas al lugar. La High Line, la vieja  vía de tren elevado sobre las calles de Manhattan, el parque más sorprendente de Nueva York. El Met, el MoMa o Museo de Historia Natural son auténticos tesoros de Nueva York. Cruzar el Puente de Brooklin, el viaje a la Estatua de la Libertad, Guía del World Trade Center y la Zona Cero, Brodway y encontrar boletos accesibles a buena hora,  Rockefeller Center,  ¿qué tal un cóctel en un rooftop con vistas increíbles y  Manhattan y sus barrios

El Gran Salm del tenis y el turismo de clase.

Así, haz asistido en un año al Gran Slam, las mejores ciudades, los mejores tragos, la exuberante belleza de la arquitectura que arropa los ríos Hudson, el Sena, el Támesis y el idílico Océano Australiano.

APASIONADO DEL BUEN VIVIR