Home / Voyage  / Donde el Tiempo se Detiene: Chablé Maroma

Donde el Tiempo se Detiene: Chablé Maroma

Un lugar donde el tiempo se detiene, suspendido en el caluroso aire del Caribe, estático, la Riviera Maya es un destino paradisiaco que se adentra a nuestro ser y se vuelve parte de nosotros.  En la

Un lugar donde el tiempo se detiene, suspendido en el caluroso aire del Caribe, estático, la Riviera Maya es un destino paradisiaco que se adentra a nuestro ser y se vuelve parte de nosotros. 

En la fina arena blanca de la playa Maroma se alza, discreto, seductor y lujoso, la segunda joya de la colección Chablé Hotels. Un paraíso terrenal, es aquí que se desvela ante nuestros ojos una vista sin igual: los colores del mar crean un caleidoscopio, una obra de arte en constante movimiento y cambio, y nuestros sentidos se sumergen en un mundo de placer.

Redefiniendo el bienestar, Chablé Maroma es un santuario de paz, un remanso de tranquilidad donde el tiempo pasa a su propio ritmo. La suave danza de las ramas de las palmeras que se mecen en la brisa del mar marcan la puta para un ritmo de vida desatado a la realidad, donde las horas y los días fluyen dulcemente, envolviéndoos en mundos de relajación perfecta.

El Chablé Maroma Spa provoca en nosotros un renacimiento. Su esencia es la contención, la liberación de energía creativa, expansiva y fluida. Los tratamientos honran la tradición de restauración maya integrando técnicas e ingredientes desarrollados por la ciencia.

La gastronomía de Chablé Maroma se origina en el arte del chef Jorge Vallejo, cuyo restaurante Quintonil en la Ciudad de México ocupa el 11 ° lugar en la lista de San Pellegrino de los mejores restaurantes del mundo. Su restaurante en la Riviera Maya basa su arte culinario en absoluta libertad para diseñar un menú basado en los deseos de cada huésped.

El chef ejecutivo Luis Quiroz crea una propuesta gastronómica diferente cada día, imaginando experiencias alegres y sabrosas en diversos espacios del hotel. Lujo, informal y delicioso.

Chablé honra la herencia cultural maya y celebra el estilo de vida de esta civilización, en contacto íntimo con la naturaleza. Sus villas son un refugio evocador diseñado con colores mayas y materiales regionales: piedra xucun, mármol y piedra de cantera de galarza. La madera en los pisos y techos hacen de cada villa un refugio natural donde no falta nada. Las paredes que se abren completamente y se integran con la jungla alrededor completan una experiencia de lujo.

Chablé Maroma
W. chablehotels.com

Es un oasis inmerso en la belleza natural de la Riviera Maya, Chablé Maroma Nos enamora perdidamente de este mágico destino.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR