Home / Voyage  / Los Colores de Montreal

Los Colores de Montreal

Las hojas de los árboles se tornaron diferentes tonos de rojo, naranja y amarillo durante mi estancia en Montreal, enmarcando los históricos edificios, los rascacielos y las imponentes avenidas de esta fascinante ciudad. Idílica en

Fairmont The Queen Elizabeth

Las hojas de los árboles se tornaron diferentes tonos de rojo, naranja y amarillo durante mi estancia en Montreal, enmarcando los históricos edificios, los rascacielos y las imponentes avenidas de esta fascinante ciudad. Idílica en el otoño, Montreal es una de las joyas de Canadá; una ciudad alegre, llena de vida y donde podemos vivir momentos de placer y lujo absoluto.

Perfectamente ubicado en el corazón del centro de Montreal, Fairmont The Queen Elizabeth tiene una historia fascinante. Muchos invitados famosos se han hospedado allí, incluidos la reina Isabel II (cuatro veces) y el duque de Edimburgo, la reina Isabel la reina madre, el príncipe Carlos, Fidel Castro, quien fue el primer jefe de estado en visitar el hotel, Charles de Gaulle, y La princesa Grace de Mónaco, durante la Expo ’67, Indira Gandhi, Jacques Chirac, Nelson Mandela, el Dalai Lama, Sadiq Raji, Mikhail Gorbachev, Jimmy Carter, Henry Kissinger, Perry Como, Joan Crawford, John Travolta, Mikhail Baryshnikov y George W Bush.

Un símbolo de la ciudad desde 1958, cuando el hotel de convenciones era el tema de conversación de la ciudad por sus innovadoras ofertas, la propiedad ha cerrado el círculo gracias a una reciente renovación de $ 140 millones (£ 106 millones) que rápidamente empujó al hotel al siglo XXI con un nuevo aspecto que conecta el vestíbulo y los espacios públicos de nivel inferior con una llamativa escalera. Las habitaciones destacan la herencia modernista del edificio con una sutil paleta de colores dominante de esa época y muebles de estilo de mediados de siglo.

Además, desde 1961, Fairmont The Queen Elizabeth se ha conectado a la famosa “ciudad subterránea” de Montreal a través de Place Ville Marie. Esto nos conecta directamente con la estación central de trenes para un fácil acceso interior a la red de restaurantes, tiendas y atracciones de 19 millas, un beneficio particularmente maravilloso durante los meses de invierno.

Este sofisticado santuario de lujo en una de las direcciones más codiciadas de Montreal tiene un sabor único, mágico, que va más allá de su majestuosa fachada y decoración clásica de grandes chimeneas de mármol, techos abovedados y candelabros del Viejo Mundo – cada instante aquí es una experiencia sensorial.

Como parte de sus iniciativas ecológicas, Fairmont The Queen Elizabeth mantiene un jardín en la azotea con siete colmenas de abejas. El producto se utiliza en platos de restaurantes y cócteles, mientras que los productos de miel y cera de abejas se venden en la tienda de alimentos especializados Marché Artisans.

Montreal es una ciudad fascinante. Tiene la segunda mayor densidad de restaurantes per cápita en América, después de Nueva York. Es también la segunda ciudad francoparlante más grande del mundo, después de Paris. Con su increíble mosaico de culturas, deliciosa gastronomía y patrimonio cultural, es una destino imperdible.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR