Home / Fashion  / Noche de Divas

Noche de Divas

Todo un acontecimiento resultó el concierto que ofreció bajo el título de ‘Italia del Corazón’ el cuarteto de sopranos italianas mejor conocidas como Le Div4s, que vinieron a México para brindar su talento y actuación

Todo un acontecimiento resultó el concierto que ofreció bajo el título de ‘Italia del Corazón’ el cuarteto de sopranos italianas mejor conocidas como Le Div4s, que vinieron a México para brindar su talento y actuación en favor de recabar fondos para las diversas actividades altruistas que apoya la Asociación Italiana de Asistencia I.A.P. presidida por Regina Casalini.

El Museo Casa de la Bola se vistió de gala para recibir a las célebres divas que cautivaron a la concurrencia esa noche con su voz e interpretación de diversas arias de ópera y canciones pop en italiano bastante populares como La Traviata, Funiculi funiculá, Carmen, Vivo per lei, Volare, The Prayer, The Godfather, Con te partiró y varias melodías más.

El embajador de Italia Luigi Maccotta les dirigió unas palabras de bienvenida y agradeció el apoyo de estas luminarias, acompañado por Laura Rossi la inspiradora y coordinadora general del evento, Regina Casalini y la conductora Lía Ferré, para luego dar paso al espectáculo musical.

En escena Maria Luisa, Anna, Arianna y Federica, las cuatro divas, dieron lo mejor de su talento con sus privilegiadas voces que arrancaron fuertes aplausos de la concurrencia.

Muchas personalidades destacaron con su presencia como Ettore Totta, Paolo y Carla Romanacci; Gabriela y Paulina Madrazo; Luigi Mezzanotte, Ingrid Yrivarren, Jamehel Guerra, Marco Canizzo, Patricia Bernal, Sylvia Carusillo, Stefano Sacchi, Manfredi Carnevale, Giusseppe Tanzillo, Mónica Hurtado, Eliza Bai, Massimo Leonardelli, Ludovico Marzotto, Mónica Hurtado, Ricardo y Johanna Cortés, entre otros.

Al término de la función fue ofrecida una cena de gala para sólo cincuenta comensales en uno de los salones de la casa-museo, ejecutada por el chef Sergio Daniele Spoletini, quien hizo viaje especial desde Roma para agasajar a la concurrencia con un menú de seis tiempos.

Este conisistió en: crema fría de calabacín con menta y espuma de queso de cabra; carpaccio de robalo con maracuyá, albahaca y piñones; risotto con azafrán y parmigiano reggiano; rigatoni con jitomate, albahaca y burrata; milanesa de atún con tomates variados y pesto de arúgula; y como postre, el tiramisú clásico.

APASIONADO DEL BUEN VIVIR