Home / Voyage  / Viñedos y Castillos

Viñedos y Castillos

Toscana es un lugar idílico para vivir y visitar. Sus paisajes naturales son hipnotizantes y los regalos de su tierra son embriagantes. Sus viñedos son espectaculares y sus vinos reconocidos alrededor del mundo. Sus suelos

Toscana es un lugar idílico para vivir y visitar. Sus paisajes naturales son hipnotizantes y los regalos de su tierra son embriagantes. Sus viñedos son espectaculares y sus vinos reconocidos alrededor del mundo. Sus suelos calcáreos y microclima temperado otorgan a las uvas una frutosidad inigualable.

«Ahí encontramos a Castello Banfi, una finca de viñedos de propiedad familiar y la bodega en la región de la Toscana Brunello

Desde Banfi se puede recorrer la cultura, el arte, el vino y la excelente cocina italiana. Ubicado en lo alto de una colina en Val D’Orcia se ubica el Castello di Banfi, un hotel y viñedo donde se puede recorrer la cultura, el arte, el vino y la excelente cocina italiana. Con la meta de hacer del vino un arte, la producción de los vinos de Banfi combina tradición con la más moderna tecnología, materializando el sueño que vislumbraron los hermanos Mariani.

Su pasión se ha mezclado a través de los años con el sabor de las varietales que crecen  en sus viñedos de Montalcino, Chianti, Piedmont y la costa de la Toscana.

Con su dedicación a la búsqueda de la excelencia a través de la investigación y la mejora continua, Banfi ha vinculado intrínsecamente a las virtudes del territorio de Montalcino y ahora al de Strevi y Piamonte. Cuando John F. Mariani, titular de la familia y ahora presidente de Banfi, inauguró Castello Banfi en 1984, declaró: “Es nuestro más anhelado deseo que este proyecto sea bueno para el pueblo de Montalcino, bueno para Italia, bueno para Estados Unidos y bueno para todas las personas que aman el buen vino”.

Manteniéndose fiel a estas palabras, Castello Banfi se ha convertido en una de las plantaciones de investigación más importantes del mundo, con 25 años de investigación clonal, estudios de suelos y de hidratación, botellas de nitrógeno pionero e investigación en roble limousin francés. Los resultados de estos estudios han sido generosamente compartidos con la comunidad vinícola, innovando y cambiando al mundo del vino.

La finca Castello Banfi, situada en Montalcino, fue fundada en 1978 por los hermanos estadounidenses John y Harry Mariani, de Banfi Vintners, principal importador estadounidense de vinos.

Fue rebautizada después como Banfi y tiene su historia desde épocas medievales y ha pasado de mano en mano hasta llegar a ser adquirida por John Mariani, que le compró la propiedad a su tía Teodolinda Banfi, quien le inculcó el amor por el vino y éste a su vez a su hijo John Jr., a quien se le debe gran parte de la expansión de la empresa vinícola Banfi formada hace 20 años cuando compró las primeras viñas.

La bodega se ha convertido en un sello distintivo de la hospitalidad y gastronomía de la Toscana, que incluye una taberna clásica, enoteca, un museo privado de vidrio, bodegas balsámicas, visitas a las bodegas, y una Borgo cinco estrellas con habitaciones y suites de lujo.

Llamada interior: La viñedos que se extienden sobre tierras ocres y áridas nos regalan vinos de alta calidad, cuyo sabor ha marcado un antes y un después en la tradición vinícola de la región.

Llamada final: En su restaurante se puede disfrutar de todo un ritual de vinos y platillos de la cocina tradicional toscana, que ayuda a apreciar más cada nota que nos hace experimentar un buen vino, a sacarle la máxima expresión a los sabores y las sensaciones.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR